miércoles, 21 de mayo de 2014

Pregonera

Diciendo que ya no me quieres
vas pregonando a los vientos
y lo vientos de tu casa
son testigos sabedores.

Son testigos sabedores
de lo mucho que te quiero
de lo mucho que te adoro
negrita fascinadora.

Mañana cuando yo me vaya
has de vivir en mi mente
arrullada por las caricias
de mi corazón amante.

Has de vivir en mi mente
compañera inseparable
alumbrandome el camino
como estrella refulgente.

Un ángel de lindas luces
te guiará en tu camino
y yo pobre solitario
pagando falsos juramentos

No me pesa ni pesará
el quererte con el alma
lo único que me pesa
es haberte conocido.

Tú borracha, yo borracho
que vida la que pasaremos
yo rompere la copita
tú romperas la botellita.

No me pesa ni pesará
el quererte con el alma
lo único que me pesa
es no ser correspondido.

D.R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario